Reflexiones de un día cualquiera. Audiolectura y el que tiene mi reloj.


Esta genial hacer algo por alguien, por los demás. Ayudar a las personas para que se sientan bien y felices. Trabajar en alguna cosa para solucionarles un problema es una de las mayores satisfacciones de las que uno puede disfrutar. Pero también disfrutas mucho cuando alguien hace algo por ti.

Si, amigos y amigas, también es bonito que alguien haga algo por ti desde el cariño y la gratitud. Y es que hoy alguien ha hecho algo para mi, para que me sintiera aún mejor de lo que estaba. Ha leído para mi. Ha usado su aparato fonador para crear unos minutos de una tremenda armonía entre la historia y su voz. El primer capítulo de el último anillo.

Mientras me dejaba llevar por la calidez de su voz, me transportaba al mundo de la tierra media y me sentía parte de lo que le sucedían a los personajes. Su voz me ha ido relajando más y más hasta que en un momento dado ya no se si escuchaba la historia o la estaba soñando. Ha sido una de las mejores experiencias de mi vida. Gracias.



Y ahora mis 3:






  1. Compenetración:



  2. Relax:


  3. Eres quien eres:




Y hasta aquí mis 3. Ahora toca dormir y soñar.

Bonus track: https://www.youtube.com/watch?v=LNkpmoYztA0

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada