Reflexiones de un día cualquiera. Las historias que me marcaron, mi rosa y sin letras nasales.

Buenas noches, feliz día de libro. Aunque yo prefiero celebrar el día de la historia, de lo que se cuenta, del contenido en lugar del continente. Porque el continente puede cambiar a lo largo de los años desde papel hasta componentes electrónicos pasando por audio-libros.  Pero lo que permaneces es lo que cuentan.

En algunos lugares hoy regalan rosas, no solo libros. En otros lugares celebran el año de fallecimiento o nacimiento de un autor famoso. Puede que tu lo celebres leyendo simplemente un trocito de esa historia que te cautivo o de la primera que leíste y que te marco mucho. ¿Cuál es esa historia? Te voy a comentar cuales fueron las mías. La que marcaron mi infancia y mi adolescencia.

Digamos que en mi infancia hubo un punto de inflexión. Antes de ese punto tenía libros como un capitán de quince años o Ben-hur ambos en modo infantil y con viñetas. También leía tebeos, esos me encantaban. Los libros gordos me aburrían, vamos no llegaba a empezar ninguno. También tenía alguno muy ligero de elige tu propia aventura, iba de extraterrestres. Hasta que un día, cuando vivía en La unión un amigo me enseñó un libro.

Más que un libro, era un juego, donde te hacías un personaje e ibas eligiendo. Y cada decisión tenía consecuencias. Me encantó. No conocía la literatura fantástica. Y me leí unos cuantos más de esa mecánica. Después hubo un parón de años sin leer. Bueno leía los del cole, obligatorios. Pero ninguno me llamó la atención. Hasta que conocí a Ángel.

Y ya entraría en mi etapa adolescente-juvenil. Descubrí gracias a él grandes obras del mundo fantásticos que me llenaron muchisimo. Trilogías enteras o sagas; como La Canción de Albión, Pendragón y sobre todo la DragonLance. Estos últimos libros era donde veía gran parte de mi, de mis sueños y anhelos reflejados. Principalmente en los personajes de Tasslehoff Fizban y Raistlin. Y en secreto también a Tanis; ese semielfo que no encontraba cual era su lugar.

En el instituto, de la mano de la asignatura de filosofía llego un autor que me impresionó tanto que creo que dejó su huella en mi. Nietsche, y no por su parte violenta que justificaba el dominio de unas personas sobre otras porque así lo deseaban. Si no también por el hecho de lo valiente que me pareció. En la sociedad que vivió todo era muy rígido, muy cuadriculado y sobre todo muy falso. Las personas finjían actuar de una forma, bondadosa y amable. Para acto seguido explotarte, esclavizarte y obtener más poder por encima de cualquier otra cosa. Nietsche les quitó las caretas y entre otras cosas ensalzó la vida, la voluntad de vivir. Puso de nuevo el foco en la vida, en lo que estamos haciendo ahora, que no había que esperar a llegar al cielo para buscar la felicidad.

Con el tiempo ya vinieron relatos que han ido suponiendo cambios en mi forma de entender el mundo que me rodea; la maravillosa historia de Momo, La Fundación, Ender y sobre todo Bean y más que me quedan por conocer y descubrir. Porque pesar de ser libros de historias ficticias fantásticas; están escritos por personas reales que plasman su manera de entender esta compleja sociedad en mundos que solo pueden ser visitados a través de la lectura.

Y bueno aquí te dejo lo que para mi son los libros que me marcaron, que recuerde. ¿Y los tuyos?

Y ahora mis 3:



  1. Mi regalo de Sant Jordi, que le daré un uso estupendo. Se me a ocurrido algo.

  2. Mira pa'ca que esto si que mola, si no te suena se llama libro:


  3. Rock the Night:



Y hasta aquí mis 3. dulces lecturas tengáis esta noche.

Bonus track: https://www.youtube.com/watch?v=vHc8ZYMGn7c

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada