Reflexiones de un día cualquiera. Cajas de lenguaje, Terabithia y un filósofo.


Hola buenas noches, noches. Muy de noche. Ya de madrugada. Pero diversas tareas me han tenido ocupado hasta ahora y no he podido escribir. Entre ellas hacer mi queso casero blanco semanal. De cabra. Muy bueno, rico pero rico rico. Lo he hecho ya uqe he ido a comprar hoy.

He ido a comprar a un súper grande que está a casi 50 minutos de distancia de mi casa. ¿Por qué voy tan lejos? porque así aprovecho y hago algo de ejercicio moviendo mi cuerpo y despejando mi mente. De hecho en ese ratico de ida y vuelta se me ha ocurrido una hipótesis interesante sobre el aprendizaje de idiomas.

Y es que me ando leyendo el libro de Nacho Iribarnegaray alias @vanfunfun sobre como mejorar tu inglés. Ya haré una reseña cuando me lo acabe. Pero vamos que ya estáis tardando en comprarlo...Venga!!!! compradlooo...

El caso es , como os decía, que se me ha formado en la mente una idea, hipótesis, cosilla, tontá o como queráis llamarla sobre como aprendemos los idiomas. En concreto la parte sonora. Y para ser más exactos el como aprendemos a clasificar sonidos vocálicos. Los que llevan una vocal, vamos.

Pienso que cuando nos enseñan un idioma nuestro cerebro aprende a crear cajas, si como oyes, cajas. Como la del famoso gato cuántico. Por ejemplo nos enseñan a que todo lo que suena como a aaaaaaaaaaaa lo tenemos que meter en la caja de la a. Y si nos suena parecido también va a esa caja, así aprendemos a identificar sonidos y palabras que lleven esa letra.

En el castellano normativo que a mi me enseñaron teníamos 5 vocales, a e i o u( burriquito como tú tururú) así que nos acostumbraron a clasificar los sonidos en esas 5 cajas. Eso en el cole, porque fuera del cole la profe nos decía que hablabammos mal...ains me crié en la Alpujarra granaina, así que mi andaluz granaino es castellano mal hablao...en fin. Sigo. Nos enseñaban que hablabamos mal y por tanto que todos nuestros sonidos de vocales deberían ir en esas cinco cajitas, ya está. Así que nuestros pequeños cerebros aprendieron a reparar errores de nuestro mal lenguaje y las corregíamos. Cuando en realidad si lo hubiesen tratado como un lenguaje diferente, el granaino digo, nuestro cerebro tendría que haber creado al menos otras cinco nuevas cajas para que pudiesemos reconocer las vocales abiertas ya que así formabamos el plural. Nada de añadir eses. Abrimos más la vocal.

Es decir, que si fuésemos bilíngües  nuestro cerébro tendría que expandir ese número de cajas para reconocer diferentes sonidos. Eso no quiere decir que un monolíngüe no pueda. Los que tienen talento musical y/o han sido educados en ello desarrollan es habilidad.

Y aquí viene la cosa, que no creo que nuestro cerebro cree más cajas para distinguir y clasificar esos sonidos. Si no que aprende el mecanismo de crear cajas. Es decir, si hay nuevos sonidos no los intentamos corregir e identificar con los que ya tenemos. El que ha recibido educación musical o es bilíngüe sabe como crear una nueva caja y meter el nuevo sonido en una caja. Lo cual le facilita mucho la vida a la hora de aprender nuevos idiomas. Cosa que a alguien que le han enseñado solo que su idioma es el que le enseñan en el cole y el de la calle y en casa es "hablar mal" le cuesta más aprender.

Conclusión, enseñemos a las personas como crear esas nuevas cajas y noimpongamos un idioma sobre el resto.

Y ahora mis 3:


  1. Borriquito como tú:

  2. Ains que peli más bonita, y que pechá de llorar te metes. Os recomiendo que la veáis si no la habéis visto ya:



  3. Trocico del libro de Nacho:





Y hasta aquí mis 3. Ahora a soñar, mis valientes.

Bonus track: https://www.youtube.com/watch?v=8ItkLXTcFL4&nohtml5=False


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada