Reflexiones de un día cualquiera. Kaliangora, repetir lo que está bien, dieciséis y el secreto.


Que frío. Amanece en la capital del imperio británico. Mi mente está más despejada, ayer fue un día duro de trabajo, y de alguna que otra decepción. Para empezar la candidatura para  el consejo ciudadano del País Vasco llamada Kaliangora quedó segunda a apenas ciento treinta votos de la primera. Kaliangora significa avanzado pese a la adversidad. Esos pocos votos y un aumento de la población de las personas que podían votar durante el proceso de votaciones hace que existan sospechas de que no se jugó limpio.Y la que no lo hizo limpio fue la propia candidatura oficial, la que apoyaban desde Madrid los dirigentes de Podemos. No entiendo esa manía de controlarlo todo y no dejar que otros, con buenas ideas y ganas colaboren y curren. Es un defecto que veo en muchos lugares, y mira que esta iniciativa surgió para hacer desaparecer esto.

Otra decepción es que el círculo sanidad e queja de que el círculo ciencia ha creado un manifiesto en contra de la homeopatía. Pero ¿cómo puede alguien apoyar esta estafa y otras estafas pseudocientíficas que pueden hacer que la gente muera?. En fin.

Ya he soltado lo negativo de ayer, ahora toca volver a recuperar el rumbo y seguir adelante, avanzando a pesar de las dificultades. Kaliangora. Buscar de nuevo el objetivo. Hablando de objetivos, ayer conseguí volver al blog y también hice algo de ejercicio mañanero, intentaré repetirlo hoy.

El número importante para hoy es 16. ¿Qué canción sera la que lo acompañe? porque hoy en mis sueños tenía que llegar de un punto a otro de varias ciudades e iba acompañado de mi persona especial. Tenía seguridad en que llegaría porque estaba a mi lado, a pesar de que el autobús daba muchas vueltas, me sentía calmado, seguro. Y en realidad, cuando está ella conmigo también me siento así. Es una sensación muy bonita, me gusta. Hay que esforzarse para mantenerla.

Ya se va acercando el momento de levantarse y tomar un gran desayuno, muy rico. Espero hoy que las personas dejen la irritación y el mal rollo de estos días. Toca sonreir, mirarse a los ojos y decir de forma clara y alegre, buenos días.

Esto lo escribía esta mañana, y a lo largo del día han surgido temas que me hacen reflexionar en porque cuando alguien hace mal algo le gritamos, le alzamos la voz o cargamos nuestros reproches con mucho mal rollo. Y en cambio cuando una persona hace algo bien no ponemos la misma energía en felicitarle.

Y me he dado cuenta que yo, personalmente, aprendo mejor las cosas que hago bien y repito que las cosas que hago mal e intento mejorarlas. Mi aprendizaje se basa más en la repetición de las cosas correctas. Cada vez me convenzo más que una forma de aprender o educar es señalar a alguien las cosas correctas y decirle que las que no le indiques es que están mal. Que le ayudarás con esas, pero el foco la pones en las correctas.

Así que dejar de soltar bilis a alguien que ha hecho algo mal, no gritéis, salvo que lo que haya hecho implique el sufrimiento de alguien, que en este caso ya hay que remarcarle mucho que eso está mal. Pero para el resto, el mundo no se acaba porque algo este mal, el mundo mejora por repetir y reproducir aquello que está bien. Sonreid por favor ^_^

Y ahora mis 3:


  1. Verano 16:



  2. Desayuno ricoooooo:



  3. Si os gustan los números primos este juego os puede enganchar.


Y hasta aquí mis 3. Ahora a dormir, descansar, soñar, imaginar, disfrutar. Buenas noches ^_^

Bonus track: https://www.youtube.com/watch?v=Cv6tuzHUuuk

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada