Reflexiones de un día cualquiera. Disfrutar la tristeza, esperar, siete, ciencia ciudadana y momia.

Amanece cada vez más temprano, aunque me levanto a la misma hora. El sol entra más pronto al jardín. Por suerte yo tengo cortinas, algo que no se estila por aquí, y no lo veo; lo que me permite dormir un poquito más. Ya va siendo hora de levantarse, quitarse las legañas y danzar. Sí, danzar, bailar a lo largo del día con el resto de elementos que forma parte de la naturaleza. Girar y mezclarse con ellos, ser una sola cosa, la Naturaleza. Disfrutar de las alegrías y de las penas. Porque también hay que disfrutar de los momentos tristes y complicados. Suena a locura, y probablemente lo sea. ¿Y qué? ¿Acaso no forman parte de la vida? ¿No son sensaciones que tu mismo te produces?¿Son las únicas que forman parte de ti? Claro que no, la tristeza es un mecanismo más por el cual tu cuerpo reacciona a situaciones con las que se enfrenta.

Es una forma de regular procesos en tu organismo para equilibrarse y seguir funcionando. Son acciones y reacciones coordinadas tan naturales y normales como puede ser la alegría y también ha sido mejorada a través de la evolución. Ahora podem....

Y aquí se me gastó el bolígrafo esta mañana. En resumen de lo anterior, la tristeza forma parte de nosotros, no tratemos de desterrarla, aceptémosla y cuando toque disfrutemos de ese momento. Y sí, se puede disfrutar de cosas tristes. Cambiando un poco de tema, cuando volvía a casa, justo antes de abrir la puerta que da al jardín, por donde entro a mi estudio, me ha venido una reflexión, una frase muy interesante. Si no tienes tiempo para comprender a una persona no tienes tiempo para criticarla.

Y me ha venido mientras pensaba en como de fácil nos lanzamos a criticar lo que ha hecho otra persona. No le damos tiempo ni a respirar, en cuanto hace algo ya estamos ahí, indicando que está mal y porque su forma de vivir es errónea. Y además lo hacemos usando unas formas y unas expresiones que parece que se va a acabar el mundo. Y puede que sí, que la persona esté equivocada, pero siguiendo ese camino no vamos a conseguir nada. Bueno, si que conseguiremos que la persona en cuestión se ponga a la defensiva y nos rechace. Y a cambio ¿de qué? ¿De aumentar nuestro porque hemos ganado una guerra? Eso no es bueno para nadie. Así que reflexionemos. No queramos competir en batallas, no tenemos prisa. Observemos al resto del mundo, comprendámoslos y a partir de ahí dialoguemos para llegar a buen puerto, unidos. Eso nos hará crecer mucho, a pesar de ir más despacio. ^_^

Y ahora mis 3:


  1. Siete:



  2. Alucinante vista la que ha compartido mi madre por Telegram esta tarde en su salida a andar.


  3. Por cierto, si queréis colaborar en un proyecto de ciencia ciudadana, solo tenéis que entrar en este link y permanecer allí un par de minutos, en esa web. Se trata de que tu ordenador haga unas operaciones matemática complejas y las comparta con lo que han hecho otras personas. ^_^

Y hasta aquí mis 3, ahora a descansad mis jóvenes valientes.

Bonus track: https://www.youtube.com/watch?v=nNE6y879lCU

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada