Reflexiones de un día cualquiera. Percepción de políticos, 13,12, desaparecida.


Hoy he soñado que me elegían diputado al congreso estatal y que allí había unos cuantos esperando elegir algo, no recuerdo bien qué.Y yo me cuestionaba el cómo había llegado allí, no lo tenía muy claro. La luz del sueño era oscura, como en un día nublado, tal vez porque transcurría en el interior del congreso, tal vez por otro motivo. Estábamos en una sala y no eramos muchos, vamos no la cantidad de trecientos cincuenta que hay realmente, seríamos una veintena. No recuerdo todo lo que tratábamos, creo que eran temas de organización, me sentía como un novato.Bueno, es que era novato; algunos me ayudaban diciendo que todo esto era normal, trámites. De entre los que había no recuerdo que ninguno fuera alguien conocido, algún diputado real. Solo personas, tanto hombres como mujeres.

Y me parece curioso haber tenido este sueño.A mi nunca me ha gustado la política. Desde pequeño me enseñaron que las personas que se dedicaban a este tema solo buscaban su propio beneficio, no les interesaba ayudar, nada más que enriquecerse a costa del resto de personas que pagan sus impuestos, principalmente los más desfavorecidos. Cada vez que salía algún caso de corrupción o de chanchullos me indicaban que eso confirmaban lo que decían. Y en las películas o series tampoco salían bien parados, eran los que admitían sobornos por parte de empresas para que mirasen a oro lado mientras ellas se saltaban la ley a la torera. Así que, claro, la percepción que podía tener de las personas que trabajaban haciendo política pues no era muy buena.Vamos, para ser sincero era muy pero que muy mala, definitivamente.

Pero, y ahora es cuando esperáis un giro argumental de tal modo que acabaré defendiendo a políticos y a políticas, la cuestión es que esas mismas personas que los criticaban me animaban a que de mayor me dedicara a eso. Para así vivir bien y ganar mucho dinero. Analizando estos argumentos hoy en día, me hacen pensar que lo mismo el problema no está en los políticos, ya que actúan como se espera que actúen. Hace lo que le han enseñado que hay que hacer. Así que, tal vez, el problema y la solución está en la forma en que educamos.Pienso que deberíamos tratar esta profesión como las demás y entender cual es su labor, que aún ni yo tengo muy clara. Y una vez comprendida,animar a la persona que muestra interés y habilidades a trabajar ahí haciéndolo lo mejor posible. Fomentar que lo haga ayudando al resto de la sociedad en sus dificultades y no solo buscando su propio beneficio.

Y ahora mis 3:


  1. Trece


  2. Y después viene el doce.



  3. Esta mañana, al levantarme, a parte de escribir lo de antes he visto esta película:


Y hasta aquí mis 3. Ahora a dormir y descansar. Disfrutad de esos sueños traviesos.

Bonus track: https://www.youtube.com/watch?v=Y0po0SuiQMA

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada