Reflexiones de un día cualquiera. Lluvia que arruina (en) semana santa. Dos y moño


Si es que no puede ser, maldita sea la suerte que tengo. Tenía que pasar ahora, justo cuando ya estamos donde queríamos, bueno casi. Falta poco, faltaba tan poco y después de varios meses sin llover se decide a llover ahora. Y anda que cae poco. Una lluvia que desde que ha empezado pues no parece parar.

Y además hay barro por todos lados, es imposible estar así en este lugar. Todo se va al traste, parece como si dios nos abandonara y mira que le rezamos. Todos los días, y con el buen tiempo de la semanas pasadas parecía que podríamos al fin conseguirlo. Pues nada, el agua de la lluvia se confunden con las lágrimas que estoy derramando.

Es que es para enfadarse, mi padre junto a su pandilla del pueblo lo han estado preparando durante todo el año, les ha costado mucho esfuerzo. Días y sobre todo noches cargando una gran cantidad de peso sobre sus hombros. Más de uno se ha lesionado, pero como son unos valientes seguían, porque el dolor y el esfuerzo merecía la pena.

Bueno, por suerte nos acompañaban unos músicos que tocaban estupendamente y al grupo de mi padre les hacía más llevadero las cargas. La banda también ha peleado mucho por llegar hasta aquí, no es justo. Todos han peleado por llevar el paso, que salga adelante. ¿Por qué nos castiga dios justo ahora? ¿Qué hemos hecho mal? 

La lluvia inunda este lugar, no es el mejor sitio para esto pero no tenemos otra cosa. Si volvemos atrás, moriremos.





Imagen extraída del twitter de @pmarsupia


Y ahora mis 3:


  1. Dos:


  2. En Naukas el profe de física nos trae El ministerio del Tiempo, Houdini y la probabilidad.
  3. Bruselas, nuevo lugar para un desastre que se repite una y otra vez. Y solo se nos ocurre repetir lo mismo de antes, como si eso fuese a funcionar esta vez.




Hasta aquí mis 3, mis condolencias a las familias de los fallecidos en todos los lugares del mundo. Ánimo


Bonus track: https://www.youtube.com/watch?v=RtTx2RWOOZ4

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada