Reflexiones de un día cualquiera.Magia, corazón y la sombra de una.


Buenas noches, ¿Cómo ha ido ese sabadete?

Por aquí de limpieza en la casa, lavadoras y ver una peli que me encanta. Una sobre magos, se titula "Ahora me ves" (Now you see me). La historia nos cuenta como un grupo de cuatro magos realizan espectáculos de magia increibles, como hacer creer que roban un banco delante de todo el mndo. Lo que pasa es que si que lo roban y... os aconsejo verla y disfrutarla.

La magia es importante en el mundo, muy necesaria. Hay personas que no creen en ella y personas que si. El problema, para mi está en la definición de magia. No todo el mundo la define igual y por eso para algunos existe y para otros no, se produce en conjuntos diferentes.

Para mi magia es aquello que se produce en un momento que lo necesitas y que ya no esperabas que sucediera. Es algo que te sorprende y que en ese momento desconoces no sabes cómo ha sucedido. Puede ser algo pequeño o algo grande, evidente o invisible, pero muy significativo. A veces puede ser el simple roce de unos dedos al cruzarse dos manos en un autobús lleno de gente, sintiendo como te recorre todo el brazo hasta provocar una explosión en tu pecho. Otras veces puede ocurrir en un pequeño chat de internet, una conversación con otra persona que empieza de una manera y acaba, horas después, de otra manera muy distinta en la que el resto de personas no importa, solo vosotras dos.

La magia es muy diversa y caprichosa, seguro que tu la has sentido pero no la llamas igual. Si te apetece ponme en un comentario si la has experimentado, disfrutado, creado.

Y ahora mis 3:


  1. La ciencia también es mágica y puede hacernos entender situaciones que a veces nos sacan de nuestras casillas. Como en el artículo de Cooking Ideas.
  2. Uno de los platos que me hice hace poco:


  3. Tengo el corazón contento...



Y hasta aquí mis 3. Ahora toca leer un poquito y a soñar travesuras.

Bonus track: https://www.youtube.com/watch?v=PiBX-ESFDF0


No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada