Reflexiones de un día cualquiera. Entendiendo la realidad desde la fantasía. La rosa y el oriente


No le gustaban los libros en que, con malhumor y de forma avinagrada, se contaban acontecimientos totalmente corrientes de la vida totalmente corriente de personas totalmente corrientes. De eso había ya bastante en la realidad y, ¿por qué había que leer además sobre ello? Por otra parte, le daba cien patadas cuando se daba cuenta de que lo querían convencer de algo. Y en esa clase de libros, más o menos claramente, siempre lo querían convencer a uno de algo.

Bastián prefería los libros apasionantes, o divertidos, o que hacían soñar; libros en los que personajes inventados vivían aventuras fabulosas y en los que uno podía imaginárselo todo.


Porque eso sabía hacerlo…, quizá fuera lo único que realmente sabía hacer: imaginarse algo tan claramente que casi podía verlo y oírlo. Cuando se contaba a sí mismo sus historias, a menudo olvidaba todo lo que le rodeaba y se despertaba sólo al final, como de un sueño.



La historia Interminable, Michael Ende

Os dejo este cachito de la Historia Interminable, libro que me estoy leyendo ahora, donde describe con bastante precisión lo que yo pienso sobre los libros e hitorias. Es como si yo tuviese un trocito de Bastian en mi.


Y ahora mis 3:


  1. No podía ser otra:



  2.  Rosa alpujarreña



  3. En la propia página de la FAO podéis encontrar recetas con legumbres de todos los rincones del globo

Y hasta aquí mis 3. Que descanséis bien, haced travesuras en vuestros sueños y soñad en vuestras travesuras ^_^

Bonus track: https://www.youtube.com/watch?v=vey_gSeB7xg

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada