Reflexiones de un día cualquiera. Adaptar mis sueños a bailar con ángeles



Buenas. Nos adaptamos a las condiciones de nuestro entorno para poder vivir y cuando están cambian volvemos a adaptarnos. El caso es que nuestro alrededor no para de cambiar, lo cual no obliga a vivir en un constante cambio interno.

Pero por más que cambia nuestras condiciones externas hay algo que tenemos dentro que no cambia, siempre está hay. En realidad hay dos cosas, una de ellas es el ansia por imponer nuestros deseos, decisiones, manera de ver las cosas sobre los demás.
La otra, el querer compartir, cooperar y aceptar las ideas del resto para encontrar juntos algo mucho más apasionante.

De las dos habilidades he visto casos este fin de semana a raíz de los asesinatos sucedidos en Francia. Tristes, horribles.Gente con ganas de venganza o con ganas de guerra y dominar a los demás han puesto sus comentarios en la red. Al igual que personas intentando buscar una vía para la paz, para romper este ciclo de violencia, ira y odio.

Pero lo que más me ha entristecido es ver a personas competir en una especie de debate moral, buscar ser los ganadores dialécticos de una competición sobre quien tiene razón y atacar sien piedad sobre las personas que buscan el camino para la paz. Descorazonador, horrible, hasta donde nos lleva nuestras ansias de competir. La competencia cruel que hemos aprendido unos de otros y que busca dominar al otro en esto de las conversaciones. Sin parar a pensar, sin parar a razonar que tal vez sea mejor ayudar, hablar para que el camino de la paz sea más fuerte. Y claro que los que han propuesto unas medidas para ese camino pueden equivocarse, no son perfectos. Pero competir con ellos, negarles tu apoyo porque sus ideas vienen de donde vienen solo demuestra que tienes un lado oscuro, una ira que ha de ser satisfecha. Por favor, calma. Pensemos, ayudemos, y si vemos errores comuniquemoslo de una forma amable porque nos jugamos mucho, demasiado y yo no quiero que el miedo o la ira nos conduzca a ese lado oscuro.


Alguno diréis que soy un comeflores, un happy de la vida. Si así lo pensáis adelante, hacedlo. Humilladme, insultadme, ridiculizadme, si eso sirve para satisfacer vuestros egos y calmaros. Pero luego ayudad y colaborad no rompáis lo poco que queda de la esperanza en una humanidad buena y hermanada.

Y ahora mis 3:


  1. A través de menéame leo un interesante artículo de la BBC que nos explica el cómo es que no hay mamiferos de color verde. Ranas, insectos, etc pero no mamiferos. Leedlo.
  2. A mi no me gusta la calabaza, pero se que ha vario sí. Así que compartos con vosotros esta receta de Jíncate un dullce. Se trata de un Bundt de Calabaza. Visitad el enlace para la receta porque mirad la foto que pintaza.




  3. Una mente tan asombrosa, tan comprensible y amable. Un cuerpo más dulce y sabroso que el chocolate del bizcocho anterior. Tú, tú y tú. Eso es lo que quiero, deseo y elijo. Tus dedos,, tus mimos. Tu risa, tus mejillas y tus miedos. Todo lo elijo. A ti ^_^


Y hasta aquí mis 3.

Ahora toca resolver pregunta. Y he decido cambiar esta parte, ya que a veces me cuesta contestarla. A partir de ahora solo avisaré de las preguntas que me planteéis y si no hay ninguna aleatoriamente plantearé alguna en la red. Y si no hay respuesta me obligaré a escribir una historia pequeñita. Que esto último lo hago poco porque me falta tiempo pero me encanta.


Y bueno ha descansar que mañana toca empezar nueva semana y hay que coger fuerzas. Gracias a todos por dedicar un tiempecillo a leerme.

Bonus track: https://www.youtube.com/watch?v=rc_2bm8W3GY

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada