En lo más alto 2ª parte La ascensión

Previamente en TPRC os deje con el comienzo de la subida al Mulhacén después de acampar a 2700m de altura.

En esta parte os contaré como fue la ascensión, os pondré imágenes para deleitaros con los paisajes y que descubráis, como yo lo hice, la flora y fauna de este lugar.
Empezamos la ascensión y,  ante la diversidad de caminos para subir como personas que hacen su primera caminata por Sierra Nevada decidimos, con toda la lógica del mundo, subir por uno de los caminos más empinados y bajar por el menos empinado. OLÉ!!! con dos cojones. A las personas que se crían en Órgiva se les conoce como hueveros, se entiende el porqué ¿Verdad?.
La subida. Fue dura, entre el viento y la altura mi cuerpo enseguida se agotaba, a veces incluso me mareaba. Teníamos que parar casi cada 20 minutos.
En los primeros 20 minutos llegamos a este lugar. Se ve una fila de coches, allí es donde acampamos y teníamos nuestros vehículos.




A lo lejos, hacia el este se veían unas nubes sobre la costa, parecían un manto blanco.


 Si mirabas hacia el suroeste se veía un punto blanco en la costa, Salobreña.



Conforme ascendíamos el camino se hacía más rocoso.


De vez en cuando nos encontrábamos montículos de piedras puestas así, no creo que las piedras se colocaran así por azar, tal vez es para indicar algo, un camino , un peligro, sobre todo en invierno que esto está cubierto de nieve.
Algún experto montañero que lea esto tal vez pueda aclararlo.


También, en el camino, había pequeñas construcciones  de piedra, sospecho que están creadas para refugiar a las personas en invierno.



A medida que pasaba el tiempo avanzábamos más al Mulhacen-2


 El lugar de salida cada vez estaba más lejano.


Las laderas de las montañas son impresionantes.
 
  


Y he aquí algo que me  maravilló, como a esa altura, con ese clima, una planta puede echar unas flores tan bonitas.


Aquí el menda en uno de los descansos, atrás podéis ver el Veleta, otro de los grandes picos de Sierra Nevada.




Cada vez un poquito más cerca de llegar al Mulhacen-2 , detrás nos esperaba nuestro objetivo. El Mulhacén.


 La altura que ya llevábamos era increíble, podéis ver el mar e invernaderos allá a lo lejos.



Sí, me gusta hacer fotos a las rocas, ¿qué pasa?






Ya dejamos atrás el Mulhacen-2, lo más duro acabó, ya solo nos quedaba la llegada al Mulhacén , más suave respecto a todo lo anterior.



Habíamos superado la altura del Veleta.


Entre el Veleta y el Mulhacén se pueden observar estas lagunas.




 Y se veía el final ya quedaba menos para coronar, pero eso lo dejaré para el siguiente post. Disfrutar de estas imágenes ^-^ .






1 comentario: