La segunda puerta

... El mediano abrió la puerta y en el centro de la mazmorra, un caballo. (Las mazmorras de Kzhatul 2ª parte)
- Estupendo, esto parece un cementerio-
Se trataba de otro miembro de la familia zombi , un hermoso podenco no viviente con una de las patas traseras mostrando un blanco hueso, y con cientos de moscas a su alrededor.

-¿Qué pasa? ¿ qué ahí dentro Nob?-
Preguntó Zender, mientras entraba en la mazmorra.

-NOOO!!-
Gritó el mediano. Pero ya era tarde el caballo vio al enano, el enano vio al caballo, el bigote de Zander se puso de punta y el caballo emitió un relincho que estremecería al mismísimo Satanás. El animal apretó los dientes y se lanzó a por Zender. Éste no se movió , incapaz de reaccionar por el miedo ancestral que tenían los enanos a los caballos, el caballo se acercaba a gran velocidad.

-Ven acá pa'ca!!- Unas manos tiraron del enano sacándolo de la habitación. Nob , el mediano guerrero, planto cara a la bestia.
-Verás de lo que soy capaz, pequeño poni-
De su cinturón sacó una poción de valentía estúpida y se lanzó al cuello del caballo. El caballo no pudo reaccionar y cayó al suelo. Con el guerrero encima de su cuello, solo podía golpear con sus patas. Las lanzo varías veces contra Nob y a la última consiguió alcanzarle, dandole en un costado.

Nob se apartó dolorido, recuperó el aliento y entró de nuevo en el combate, el caballo se levantó, se dió la vuelta , se puso sobre sus dos patas delanteras y lanzó una fuerte coz.
Nob usando un pequeño truco que aprendió en una misión anterior la esquivo con soltura, se puso debajo del caballo y con toda la dureza de su cabeza atravesó de lado a lado al monstruo.

El caballo relinchó y murió , definitivamente.

-Uff!!, que pelea más dura-
Mientras recuperaba el aliento , encontró al fondo de la mazmorra una poción y un pequeño pergamino con un hechizo inscrito, se los guardó y salió del lugar.

Fuera Zander ya se había recuperado.
-Gracias Nob, casi muero por ese maldito animal. ¿has encontrado algo dentro?-
-No, la pelea ha sido para nada, este caballito no guardaba nada de valor- Mintió Nob.

-Bueno, pues sigamos explorando, seguro que en la próxima mazmorra nos hacemos ricos. Me toca a mi abrir la siguiente puerta- Zander caminó hacia adelante...

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada